No me llames rojo, llámame grana

Pubicado el : 03/08/2017 11:30:00
Categorias : Curiosidades de la lidia

No me llames rojo, llámame grana

Curiosamente, ningún matador dice que va vestido de “rojo y oro”. Jamás se emplea esta palabra en las sastrerías de toreros. Lo correcto es ir de “grana y oro”, una de las combinaciones, por cierto, más clásicas y taurinas. Algunos lo consideran el terno de la valentía y del arrojo.

En uno de sus poemas, Juan Ramón Jiménez jugó, bellamente, con el grana y oro taurino…

“La media puesta de sol
tiñe con su grana de oro
mi otro medio corazón.”

Del grana derivan otras opciones cromáticas como el burdeos, el corinto, el sangre de toro, el carmesí… Todas resultan tremendamente elegantes porque realzan el oro de los bordados… ese brillo de la puesta de sol que ya describió el poeta.

Compartir este contenido

Se debe guardar

Haga clic aquí para registrarle

Añadir un comentario

Opiniones

Opiniones con weeComments